#JazzDay (2/3) Laloy meets Pink Floyd.

tumblr_mm17loMDo01rzbek1o1_500

Philippe Laloy es un instrumentista de alientos que ha transcurrido su carrera entre los bordes de la música popular y la música de cámara y el en sí difuso termino jazz en Francia. O en otras palabras conjuntos con acordeones con su más recurrente trío llamado Tricycle, o en versiones mas heterodoxas con ouds, o gamelanes.

Pero de una manera u otra decidió hacer algo que desde antaño ha incitado a cientos de artistas a medirse en el cuadrilátero con esos iconoclastas aún cuando  es mejor y más saludable evitar andar agarrándose contra ellos. Pero consiente de sus experiencias en trios Laloy tomo un poco de aventura y se lanzo a Coverear a Pink Floyd.

El cuarteto británico fuertemente armado con teclados y la minimalista pero extraordinaria expresividad de la guitarra de Gilmore no es nada facil. Pregúntenle a Pink Floyd post Waters si es lo mismo, o en todo caso, a Waters sin Pink Floyd, ambas puestas en escena se quedan a la orilla de la mediocridad sobre todo por los mil instrumentistas que ocupan en contraste de la  inmensa sencillez de las grabaciones de estudio del extinto cuarteto: no es lo mismo oir Comfortably Numb con Waters pero sin Gilmore cantando (son voces que en su adversidad se compensaban de manera muy fina) o con Gilmore pero sin Waters, algo se pierde. [Nota que a nadie debiera importarle, pero no hay peor momento de Comfortably Numb que el día que Waters invito a Van Morrison a cantar en Berlín. Ups! yo creo que se sigue arrepintiendo. Es más si no fuera que es Berlin circa 1990, ese video debiera de desaparecer del internet.] Por suerte para nosotros hay una version del siglo XXI con ambos en las vocales.

Laloy logra no sólo un gran disco de música, sino una clara interpretación de canciones populares sin quedarse entre el rock progresivo ni el pastiche. Su trío completamente acústico (salvo algunas guitarras amplificadas para slides, pero sin distorsión) es parte de la solución del problema, guitarra acustica, contrabajo y la recurrencia de la melodia del saxofon alto o la textura expandida de la flauta bajo le da no solo la expresividad en los momento necesarios sino la capacidad de explorar en las escenas llegan más a compartir la intimidad con la intensidad y coquetería de dos melodias jugando entre ellas, por ejemplo The Great Gig in the Sky, que en su version original pasa a ser un gran canto gospel, aquí la flauta llega a intensidades similares sin caer en lo apabullante junto a la guitarra que desapercibidamente conduce el ensamble. Another Bring in the Wall trae todo lo funky de la famosa versión original sin siquiera pareciera que están covereando una de las covers más cliché de la historia (nadie debiera de hacer covers de ella si no tienes una “solución o modelo” muy particular que no te deje extrañando la version original), resolviendo la intensidad con call-&-respond entre flauta y guitarra. O Money, que es un tour de force para pink floyd, el trío de Laloy la lleva nocturnamente más a un ambiente espaciado, pero no menos intenso, que otra vez se separa lo suficiente como para pasar por íntima.

Para muestra Breathe y la ciclicidad del tapping de la guitarra que toca la frecuencias electrónicas de On the Run (la pieza que le sigue a Breathe en The Dark Side of the Moon) mientras el bajo y el saxofon tocan el tema en lo que es la pieza más editada del disco mientras el saxofon alto discursa entre la base rítmica.

Totalmente recomendable y

lo puedes conseguir aquí: http://homerecordsbe.bandcamp.com/album/kind-of-pink

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s